El coronavirus ha venido a cambiar nuestra forma de vivir, desde cómo los adultos se reportan al trabajo hasta la manera en que los niños toman clases. Pero algo que indiscutiblemente también vino a cambiar son las elecciones en el mundo. Mientras que más de sesenta países pospusieron las votaciones algunos otros como Francia y Corea del Sur siguieron adelante con sus elecciones. Se prevé que sea el mismo caso con Estados Unidos, el 3 de noviembre los votantes deberán hacer su voz oír en la elección 59 de los Estados Unidos de América siendo las opciones de reelegir al actual presidente Trump o elegir al ex-vicepresidente Biden.

¿Pero exactamente de qué forma afecta las elecciones? En primer lugar debemos analizar el antes de dichas elecciones puesto que incluso la forma en que se están llevando las campañas presidenciales ha cambiado. Esta ha cancelado convenciones, la colecta de fondos y evidentemente habrá muchos menos voluntarios tocando de puerta en puerta, lo que ha obligado a las campañas a postergarse hacia el mundo de los medios de comunicación. Por ejemplo, las televisoras y las redes sociales transmitiran millones de dólares en contenido sobre las campañas. Las redes sociales serán el punto de conexión entre los votantes y los partidos mientras que la televisión estará llena de programas de enfoque político.

A pesar de la pandemia Trump mantiene la esperanza de continuar sus reuniones, pero el 20 de Junio se convirtió en todo un debate gracias a una sala llena de personas sin cubrebocas, lo cual provocó que Trump tuviera que contentarse con conferencias en línea, las cuales casi 13,000 personas ven en vivo y algunos miles más eventualmente escucharan la transmisión de casi media hora los cuales el asesor político Jason Miller dice que son todo un éxito. Al parecer la falta de estas reuniones tradicionales no fueron una pérdida, ya que sirven como el motor que está impulsando a las campañas que se han movilizado al mundo digital en la era del coronavirus

Ahora lo aterrador es que muchos estados se han visto obligados en cambiar la forma en la que las personas obtienen y envían sus boletas lo cual potencialmente puede llevar a impredecibles y desastrosos resultados. La mayoría de los votantes optaron por enviar por correo sus boletas, mientras que otros tuvieron que esperar largas horas, para votar en algunas de las pocas estaciones de votación, como consecuencia algunos de los votantes parecen haberse contagiado de COVID-19.

Solo hará falta esperar los resultados del 3 de noviembre en donde el futuro político del país se ve en juego a cambio del enfoque a la salud pública y la inequidad racial, lo único de lo que se está seguro es que las elecciones norteamericanas jamás serán las mismas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s