En este momento se podría decir que tenemos tiempo de sobra, pues a pesar de que trabajen desde casa o la escuela en línea, hay tiempo y no hay nada mejor en que gastarlo que escuchando música, en este top “10 de álbumes que debes escuchar” parte desde el 2010 hasta el 2020, con una reseña para ayudar a decidir cuál escuchar mientras llevan a cabo sus tareas.

10. One More Light de Linkin Park, 2017

El último disco de Linkin Park, una hermosa, poderosa y preciosa pieza, la que sin saberlo, sería la última vez que escucharíamos a Chester Bennington cantar, el álbum es emotivo, profundo y todas las letras se pueden adaptar a cualquier persona, todos pasan por situaciones y temas que tocan en el disco, depresión, familia, reinicio, sinfonías alentadoras y amor; desafortunadamente, como se dijo anteriormente, es el último disco, como tal es el punto máximo al que llegó Linkin Park.

Portada One More Light

Una carrera que llegó a su final dejando como último mensaje: “Si ellos dicen, ¿A quién le importa si se apaga una luz más?, en un cielo de un millón de estrellas que parpadean, ¿A quién le importa cuando el tiempo de alguien se acaba?, si todo lo que somos es un momento, somos más rápidos, ¿A quién le importa si una luz más se apaga?…Pues, a mí me importa”.

Como todos los discos de la banda, deja reflexionando al que le pone atención y seguramente es un disco que vale la pena escuchar, nadie está solo, todos importan y si su tiempo se acaba, claro que importará.

El álbum no es como ninguno que la banda haya hecho antes, con un género completamente distinto al que tenían acostumbrado a su público, dando un completo giro a lo que habían estado haciendo por 17 años, un álbum repleto de historia, el fin de un ciclo, el posible fin de Linkin Park.

Este es, sin duda la conclusión perfecta para una banda que, sin duda, dejó marca en la década de los 2000’s y que a pesar que el tiempo pasa sigue alentando a más personas, haciéndolas sentir unidas, como solo Linkin Park sabía hacerlo, aunque actualmente Mike Shinoda sigue su carrera musical, es inevitable pensar en lo que hubiera sido de la banda.

9. After Hours de The Weeknd, 2020

con su sexto álbum y con su voz característica brinda una maravillosa experiencia rescatando y mezclando en un par de canciones un poco de la música de los ochentas, con letras llenas de emociones y sentimientos encontrados para el oyente como el amor, la pasión y el deseo tanto carnal como amoroso, agregando un buen inicio a un fatídico 2020, The Weeknd nos muestra una vez más un progreso en sus canciones.

Portada After Hours

“Blinding Lights” o “Luces Cegadoras” es una canción que habla de todo lo que trata el álbum, con un ritmo magnifico, parecido a un videojuego de los 80’s, llama la atención atrayendo a la persona a satisfacer su necesidad de escuchar por completo el disco, el disco homónimo “After Hours” ofrece una travesía a lo largo de una aventura musical que se siente rítmica y dinámica, no deja nada a desear salvo el querer escucharlo una y otra vez.

8. Twenty Twenty de Djo, 2019

Muchos recordarán al actor Joe Kerry por su trabajo como “Steve Harrington” en la serie de Netflix “Stranger Things”, claro que el actor oculta un talento que va más allá de la pantalla.

Joe Keery (Djo)

Si bien se ha hecho fama a través de la actuación no muchos conocen su faceta de cantante, que es, sin duda impresionante, con una voz fuera de serie e instrumental radical logra una maravillosa obra musical, con cambios y mezcla que sorprenderán a más de uno y dejándolos, preguntándose “¿De verdad ese es el actor de “Stranger Things” ?, con la respuesta siendo un simple, pero a la vez increíble si.

Portada Twenty Twenty

Joe Kerry deja con el ojo cuadrado a las personas que escuchan las 12 canciones, el álbum de 44 minutos, experimenta sonidos que “Djo” o Joe Kerry trae consigo, un disco con letras poéticas, metafóricas y realistas, sin duda todo un viaje a través de la mente y música del cantante/compositor/actor Joe Kerry que no se deben perder.

7. 24K Magic de Bruno Mars, 2016

Con un inicio energético, moderno, pero manteniendo una esencia ochentena Bruno Mars entrega 24K Magic, un álbum homónimo que tiene 33 minutos de duración, juntando el ritmo, la música bailable la voz contagiosa del vocalista es, sin duda un disco genial, animado hasta el punto de que hasta las canciones que son tristes o lentas se pueden bailar y ni se diga de las canciones felices.

Portada 24K Magic

Las 9 canciones brindan un rato excelente a las personas que lo escuchen, una bella experiencia auditiva, con un estilo que solo Bruno Mars sabe brindar. Con una melodía brillante que hace moverse hasta a la persona mas dura del mundo, inunda los oídos de piezas maravillosas, en este disco, no hay nada que esté de más.

6. Lonerism de Tame Impala, 2012

Con una versión mejorada del “Inner Speaker” (su primer álbum) Tame Impala entrega lo que es una pieza excelente, este disco se considera como “revival” del rock psicodélico, en “Lonerism” esos detalles son pulidos con mucho más detalle, agregando sintetizadores, jugando con nuevos y mas frescos sonidos.

Portada Lonerism

Si uno le presta atención se nota una notable diferencia, agregando que es un álbum conceptual, “Lone” (solo) “Lonerism” donde Kevin (Tame Impala) plasma las emociones de alguien aislado, solitario, alejado de lo y los demás, de una persona encerrada, de ahí la fotografía de la portada, con las rejas deja en claro lo que el siente, soledad.

De fondo están las personas conviviendo y Kevin no se sentía parte de la sociedad que lo rodeaba, dando así un disco con letras apegadas a la realidad, que hacen que el que escucha sienta las emociones del artista, y así como Tame Impala no puede escapar de sus rejas, el que escuche esta maravillosa música no podrá escapar ante el encanto psicodélico de este álbum.

5. Random Access Memories de Daft Punk, 2013

Siendo el cuarto álbum de estudio de Daft Punk, con un poco más de una hora de duración, Random Access Memories o RAM por sus siglas en inglés desde la primera canción el oyente siente fluir la música a través de su cuerpo, sin duda una obra maestra de parte del grupo francés, dejando en claro el poder musical que tiene el grupo.

Portada Random Access Memories

Utilizando instrumentos como guitarra, bajo, batería, teclado, entre otros y la mezcla de la música electrónica RAM transmite esa comodidad musical al oído, no hay ruidos fuertes, todo perfectamente balanceado, con estrellas invitadas como Julian Casablancas (vocalista de “The Strokes”), Pharrell Williams o Paul Williams que agregan un “algo” especial a la experiencia, es casi indescriptible el sentimiento que provocan las canciones.

Al escucharlo se logra sentir la necesidad de estar al ritmo de las canciones, no se siente como una hora, van como un río donde cada canción se puede considerar una cascada mas grande que la anterior, un completo viaje a través de canciones que, si se disfrutan con calma, cómodamente y dispuesto, pueden llegar a erizar la piel del oyente pues la belleza de cada instrumento agregado a la mezcla es puro, nada se encuentra fuera de lugar, nada está ahí porque sí, Daft Punk alcanza la cima con este disco, perfecto en cada sentido, la intensidad que agregan, la pasión y el gusto por hacer música hacen de este una nueva obra maestra en el argot la banda.

4. Smoke+Mirrors de Imagine Dragons, 2014

El segundo álbum de estudio de la banda, tardando mas de un año de grabación Imagine Dragons entrega una novedosa pieza musical, cada canción es un muy diferente a la anterior, con unas letras excelentes, algo que maneja la banda, con las que la gente puede simpatizar, agregando la fuerza del vocalista principal (Dan Reynolds), la banda crea un grandioso trabajo.

Portada Smoke and Mirrors

El álbum homónimo atrapa sin dudar a cualquier persona, junto las melodías que mientras mas son escuchadas más ganas dan de llegar al melódico final, con música y voces melodiosas que capturan al oído, eso es lo que le espera al oyente, sin duda se sentirán identificados con más de una canción, sintiendo que fue escrita para ellos, la magia que ejerce la banda utilizando nuevos y mejorados sonidos al disco, pues adjuntan una variedad de géneros sin perder la esencia, para ser una segunda entrega logra algo que no muchas logran, mantener a su público mientras atrae a muchos más.

Los instrumentos quedan de manera perfecta para cada canción desde que inicia con la canción “shot” hasta la última “The Fall” es un viaje completo a través de 13 canciones (o 21 si es la versión “deluxe”), y aunque la mejor recomendación es escuchar la versión “deluxe” no solo por contener más canciones, si no porque es una adición maravillosa, no importa el cómo sea escuchado, definitivamente se llevarán una hermosa experiencia musical.

3. Egypt Station de Paul McCartney, 2018

¿Qué hace el hombre que fue miembro de la banda más revolucionaria y exitosa de la historia?, ¿Qué hace alguien que junto a sus compañeros destruyó y creó barreras y estándares musicales, teniendo a su nombre el mejor álbum de todos los tiempos?, estando en la cima de una increíble carrera musical, ¿Qué puede posiblemente hacer aquel que hace más de 50 años cambió la historia de la música e incluso hasta la del mundo?, la respuesta más simple sería: adaptarse a los tiempos modernos; con esto en mente, Paul entrega “Egypt Station”.

Portada Egytp Station

Sir. Paul McCartney, el ex-Beatle; una vez más demuestra su increíble poder musical, a sus 76 años “Egypt Station” (nombre que agregó pues “le gustó lo de la estación, como Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, sigue una idea”) es un álbum completamente escrito y compuesto por él (a excepción de la canción “Fuh You” que fue co-escrita con Ryan Tedder vocalista de la banda OneRepublic), así como todos los instrumentos son tocados por el mismo, no es una demostración de algo en especial, el no necesita probarle nada a nadie, al menos no desde 1970 cuando terminó su carrera con The Beatles.

En este disco brinda lo que para él sería lo moderno, sin perder la personalidad del artista, desde la primer canción que abre el disco “I Don’t Know” (No lo sé) se nota que a veces la respuesta más simple es, no lo sé, crea un ambiente hermoso, tal como él sabe hacerlo, no deja ni por un segundo el rock n’ roll, sin duda una obra maestra en el arsenal de Paul, con un medley (una serie de canciones o trozos de canciones unidas en una sola interpretación larga) maravilloso y poderoso.

Y a pesar de que no tiene nada que probar, Paul aquí nos demuestra que puede adaptarse y realizar un álbum de rock n’ roll en pleno 2018 sin perder su aura y llega a un momento que no puede evitar, ha envejecido, McCartney a pesar de ser una persona grande no solamente como persona o artista, sino como humano, la conclusión podría ser que, sin importar su edad, él no piensa dejar la música, la música lo dejará a el y eso solo pasara el día que Paul parta de este mundo.

2. Post Traumatic de Mike Shinoda, 2018

Mike Shinoda, rapero y fundador de banda Linkin Park, su primer álbum oficial como solitario (pues tiene una banda secundaria que es Fort Minor) siguiendo el género que prefiere que es el hip-hop, Post Traumatic es un álbum “casero” que con sus primeras dos canciones nos narra el sentimiento de pérdida de un viejo amigo.

Portada Post Traumatic

Un lugar para empezar, posteriormente hay 14 canciones que cuentan con un excelente “beat” y letras que como es clásico pueden ser interpretadas por cualquier persona y en la versión “deluxe” hay una canción que se llama “What the Words Meant” o “lo que las palabras significaron”, relatando que uno no entiende las canciones, pues están escritas en un lenguaje que solo aquellos que han estado ahí pueden leer, y es exactamente lo que plasma en el disco.

Todos en un punto de su vida se han sentido con duelo, pesimista, han tenido pérdidas y han sufrido caída tras caída, perseguidos por los fantasmas de su pasado, ahogados en tristeza.

Este álbum llega para esas personas que han estado en ese lugar, después de 15 canciones se llega al final, donde después de escuchar que no eres el único que ha sufrido, que no eres el único que sobrellevado problemas llega a una conclusión épica.

La última canción “Can’t Hear You Now” donde de manera realista y emotiva deja en claro que en efecto hay días en los que es fácil caer, que puedes ser llamado desde monstruo a salvaje, que por un segundo creer que llegó el final, donde hay días en los que se pelea por el control, pero después de la tormenta, que en este caso sería la superación con el apoyo de la música del disco, llega el punto donde ni las personas, ni los fantasmas o los demonios internos pueden ser escuchados, pues se ha superado eso, fue suficiente de dejar que las ideas pesimistas controlen la vida, al final llega el momento donde no pueden derribarte.

1. A Thousand Suns de Linkin Park, 2010

Linkin Park ocupa el primer puesto en esta lista, expresar con palabras este disco llega a ser complicado, es demasiado profundo, con música que está más allá de los límites de una banda con un vocalista poderoso, con una voz que lo dio todo para este álbum, nada parecido a trabajos anteriores, completamente nuevo.

Portada A Thousand Suns

Aunque los mismos miembros digan que es como estar regresando a sus inicios, se nota que la banda ya está definida, sus letras, mezcladas con los cantantes Chester Bennington y Mike Shinoda le dan un pedestal inmenso, creando una obra maestra llena de sentimientos

Hablando de revoluciones, conflictos, rebeldía, superpotencias controladoras, trayendo al oyente a través de todo un viaje, el disco es como un largo midley pero no sigue una sola pauta, ni un solo ritmo, cada canción logra darle al oyente algo diferente, ya sea con Mike o Chester al micrófono la música tiene un fuerte impacto para todo el que lo escuche.

Como es representativo de la banda las letras son algo con lo que varios se pueden identificar: “nadando en el humo de los puentes que he quemado, así que no te disculpes, he perdido lo que no merezco”, algo por lo que varios han pasado, pagar por las acciones, de esa forma se va desarrollando el disco.

Llegando a la doceava canción “Iridescent” o “Iridiscente” que dice: “¿te sientes frío y perdido en la desesperación?, ¿construyes esa esperanza pero solo conoces el fracaso?, recuerda la tristeza y la frustración y déjala ir, déjala ir”- no importa que tan mal estén las cosas, todo puede llegar a brillar de nuevo, a reflejar los colores del arcoíris.

Canción tras canción, palabra por palabra, siempre adelante, cuando llega el remate, la última canción, la quintaesencia del álbum “The Messenger” o “El Mensajero” una sentimental y sorprendente canción, una voz rasgada, una guitarra acústica, un piano e instrumentos que la acompañan hacen una pieza emotiva que hará llorar a más de uno, un mensaje traído de los ángeles a los oídos, una promesa para regresar a casa, recuerda que eres amado, que no estás solo en el universo, y ese mensaje es Linkin Park en estado puro.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s