Habían pasado casi dos meses desde que Linkin Park estrenó el que sería su último álbum de estudio, nadie se esperaba la repentina muerte de Chester Bennington, el vocalista principal de la banda, el 20 de julio de 2017.

Chester perdió la pelea contra la depresión, cometiendo suicidio.

Alrededor de tres meses después de su muerte, el 27 de octubre del mismo año, se planeó un concierto con todos los amigos de la banda, tales como Deryck Whibley (vocalista de Sum 41), Kiiara (artista invitada en la canción “Heavy” el primer sencillo de el último álbum de Linkin Park), Steve Aoki, Echosmith, entre otros que cantaron las partes de Chester.

Concierto “Celebrate Life”

Hasta la fecha (2020) ha sido el último concierto que ha hecho Linkin Park como banda, después de eso, no muchos tuvieron esperanzas de volver a ver a su banda favorita creando música una vez más, sin duda un concierto muy emotivo para todo que se hace llamar un fanático de la banda.

No fue hasta el 25 de enero de 2018 cuando Mike Shinoda, fundador y rapero de Linkin Park liberó tres canciones que describían perfecto todas las emociones que muchos habían sentido después de la muerte de Chester, pues son efectos después del trauma era como un rayo de luz solar en el día más gélido y sombrío e irradiando felicidad, el nombre del EP es Post Traumatic.

Cinco meses después, mismos en los cuales se liberaron dos sencillos más del artista, el 15 de junio del mismo año, estrenó un álbum con 16 canciones (18 en la versión “deluxe”) donde decribe los sucesos posteriores a la muerte de su amigo Chester.

Álbum “Post Traumatic”

Las canciones tratan del proceso tanto de cierre como la travesía que se sigue para superar la pérdida, un camino que Mike expresó de manera perfecta en el álbum, pues era como si pidieras ayuda en un momento de desesperación y, de repente llega un amigo a secarte las lágrimas, darte la mano y decirte que quites el polvo de tu ropa para que sigas caminando y continúes, siempre adelante.

Como era de esperarse, al igual que todos los artistas del calibre de Mike, al liberar nueva música se vienen presentaciones en vivo, cosa que todos esperaban, de nuevo ver al único miembro de la banda que siguió con la música, ver su pasión y alegría de volver al escenario y sentir la energía del público cantando sus canciones a todo pulmón hasta quedar afónicos, esa idea era la que mantenía a los fanáticos eufóricos, pues de nuevo verían a lo que quedaba de la escencia de su banda preferida.

Después de una gira por Asia, Mike volvió a Estados Unidos con fechas para conciertos de costa a costa, emocionados por la noticia, no se dieron a esperar, todo el que lo quería ver, desde septiembre tenía listo su boleto, solo faltaba esperar el 2 de noviembre de 2018 para al fin ver cantar, rapear y tocar a Mike Shinoda.

Una larga espera con sorpresas y eventos desafortunados a pesar de todo así llegó el día, un sábado, en el “Petco Park” de San Diego.

Anuncio del Concierto

Para ser inicios de noviembre era muy frío, pero siempre había un rayo de luz que calentaba a todos los presentes: la música.

Había puestos vendiendo mercancia de las diferentes bandas y artistas que asistieron al evento, un área donde se vendían refrescos, hot dogs y todo tipo de cosas que la gente compra en los conciertos, el aroma del lugar era a palomitas recién hechas con su olor a mantequilla, se podía sentir el sabor a coca-cola en el aire, tela y pasto recién cortado para el evento, se escuchaban canciones pero ni eso disminuía el sonido de las personas platicando acerca de qué banda querían ver, pues estaban ahí o por los Defstones, Future o Mike Shinoda.

Una espera de alrededor de 10 minutos que parecieron horas cuando se ve salir a Mike, todos los presentes, hasta los que venían a ver a otro artista gritaban de emoción sin parar, saltaban y sonreían, pues al fin, después de un año, iban a esuchar a Mike tocar su bajo, teclado y guitarra, las canciones nuevas y las de Linkin Park y los que no gritaban era porque no sabían de quién se trataba, pero para la segunda canción sus ojos se abrieron pensando “¡no puede ser, el canta en Linkin Park!”, esa mirada divertida al darse cuenta de algo que los demás veían como algo obvio.

Mike Shinoda en Concierto “Día de los Deftones”

Ahora el ambiente cambió, ya era energético, divertido, puro, parecido a respirar aire fresco despúes de haber estado en un lugar húmedo y caluroso, en cada canción que cantaba no estaba solo, todo el público se quedaba sin voz haciendo los coros, el rap, las melodías de las canciones, y sobre todo las partes de Chester, todo tan natural, como si pasara por sus venas, su corazón bombeando al son de la música y expulsando ese poder en forma de canto, las personas lo veían con asombro, unos brincaban, otros grababan, cantaban o solo se quedaban callados por la emoción, y llegó el momento donde hubo un corto silencio cuando Mike comenzó a tocar el teclado, unas notas que cualquiera reconocería, inevitable, a pesar que todos querían gritar por emoción el silencio seguía, admirando y contemplando el primer sencillo de la banda, esa canción que hace sonreir recordando la niñez, juventud o para algunos su adultez.

 El título de la canción; “In The End”. El silencio terminó cuando dijo las palabras que hicieron que valiera el precio del boleto; “Ayer nuestros vecinos acaban de celebrar el día de muertos”- Refiriéndose a México, así que cada persona de sangre mexicana dio un grito de emoción- “aprovechando el momento, quiero decir que es algo bastante cool…”- pausó por unos segundos, un momento emotivo para él y los demás presentes- “así que…así que quiero que hagan algo por mí, quiero que canten conmigo tan fuerte que Chester los escuche desde el cielo.”- expresó entre pausas.

En ese momento se notaban lágrimas de alegría, tristeza y emoción, se alcanzaban a ver sonrisas mientras escuchaban la introducción de la canción, Mike comenzó a cantar -“¿Están listos?”- Preguntó, todos lo estaban, con lágrimas en el rostro cantaron “In The End”, nunca habían sentido tanto esa canción como en ese momento;

“I tried so hard and got so far

But in the end, it doesn’t even matter

I had to fall to lose it all

But in the end, it doesn’t even matter”

En español:

“Lo intenté lo más que pude y llegué muy lejos

Pero al final, ni siquiera importa

Tuve que caer para perderlo todo

Pero al final, ni siquiera importa.”

Para muchos finalmente había terminado ese ciclo de dolor, el sentimiento de vacío en sus corazones y sobre todo, habían cumplido un sueño.

La última canción que Mike tocó fue “Bleed it Out”, muy buena canción para terminar su concierto (ya que usualmente era con la que terminaban los conciertos desde el 2007), pues a pesar de tener una letra que puede contradecir mucho el hecho de seguir adelante habla de volver a tomar las riendas y sin importar el no tener a nadie de tu lado, de no poder evitar tus caídas y metafórica o literalmente desangrarse, deben continuar y seguir, que lo correcto es continuar rompiendo sus límites, alcanzar nuevas metas, sobrellevar los malos ratos y apreciar los buenos, y eso, es exactamente lo que Linkin Park significa.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s